By Maria Florencia Alcaraz for VICE. Entre las tetas y el brasier. Ahí fue donde Sylvia R. escondió las cápsulas de cocaína envueltas en látex. Las pegó a su cuerpo con cinta de embalaje y se subió silenciosa a un taxi con destino al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Argentina. El objetivo era volver a su país, Eslovaquia. Si todo salía bien, le pagarían lo suficiente para comprar útiles, ropa y comida para su hijo de 7 años al que cría sola. Cuando intentó pasar el control, los agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria la pararon y la revisaron. Entre su ropa interior encontraron las pequeñas cucarachas de color blanco. No sabían que la joven eslovaca de 27 años tenía un kilo más en el estómago. Desde hace un año y medio, Sylvia está detenida junto a otras 72 presas en la Unidad 31 Centro Federal de Detención de Mujeres de Argentina. Está condenada a cuatro años de prisión y cuando cumpla la mitad de la condena podrá volver a ver a su hijo.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized