By El Tiempo. Era esperable que el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia, que absolvió a un soldado que purgaba cárcel por portar una cantidad de marihuana que duplicaba los límites de la dosis personal autorizada, generara el enconado debate de siempre.

El alto tribunal tuvo en consideración el hecho, probado por el acusado, de que es adicto a esta sustancia desde niño, y que la consumía por necesidad, de manera permanente. Al punto de que la cantidad que le fue hallada se encontraba dentro de lo que razonablemente requería.

Se trata de una decisión de avanzada, que se enmarca dentro de la filosofía preventiva rehabilitadora y no punitiva contenida en la sentencia C-221 de mayo de 1994 (que despenalizó la dosis personal) y toda la jurisprudencia generada a partir de entonces.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized