By Revista Semana. Colombia ha dado un giro de 180 grados en la política antidrogas. Hace un año, la intervención del país en la reunión que hace anualmente Naciones Unidas sobre el tema sorprendió al mundo. Después de décadas de haber liderado la más feroz lucha contra el tráfico de estupefacientes, Colombia fue uno de los primeros países del mundo en reconocer lo que es un secreto a voces: la estrategia está fracasando.

Meses después, una decisión del gobierno nacional prohibió la aspersión aérea con glifosato, uno de los mecanismos emblemáticos para atacar los cultivos ilícitos. La decisión generó una enorme polémica y las voces de ese debate todavía tienen eco. Esta semana, en Austria (Viena), cuando se realiza el 59o. período ordinario de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas, Colombia reiteró su posición. El ministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, reconoció que lo hecho para combatir ese flagelo no ha funcionado y urge replantear esa causa mundial.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized