By El Espectador. Tras varios años de debates y controversias sobre los impactos que tiene el glifosato en la salud y el medioambiente, en octubre de 2015 el Gobierno Nacional decidió suspender la aspersión aérea del herbicida luego de que la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) lo clasificara como un agente “probablemente cancerígeno”.

El anuncio que hizo ayer la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) volvió a encender el debate, pues, según el informe, Colombia sigue siendo el país “con la mayor superficie dedicada al cultivo de coca en todo el mundo”, con un aumento del 44% de hectáreas sembradas, pasando de 48.000 en 2013 a 69.000 en 2014. Entre muchas razones, por la suspensión de las fumigaciones con glifosato y el alza en el precio de la hoja de coca, especialmente en los departamentos de Guaviare y Meta.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized