By Juan Carlos Garzón and Julián Wilches for La Silla Vacía. A pesar de los enormes esfuerzos que ha hecho el Estado, el mercado de la cocaína sigue activo. Ni la fumigación, ni la erradicación han logrado detener un lucrativo negocio, que continúa siendo regulado por los actores armados. Campesinos mal pagos continúan asumiendo los costos de las estrategias represivas. En distintos lugares, las comunidades están resistiendo la intervención del Estado, exigiendo que el gobierno plantee alternativas. El modelo parece agotado e insistir en las mismas soluciones arrojará similares resultados. ¿Qué pasaría si el Estado en lugar de destruir cultivos, comprara la hoja de coca?

Esta idea fue planteada hace más de un año por el expresidente Cesar Gaviria, en un foro organizado por el Ministerio de Justicia. En esta ocasión Gaviria afirmó “Sería más eficaz que el Estado comprará esas cosechas y las quemará que ponerse en la tarea de hacer aspersión área y asumir costos para hacer erradicación”. Veinte años atrás, el presidente de Francia, Jaques Chirac también lanzó esta alternativa, en medio de los paros cocaleros. Además, en mesas de diálogo con el gobierno nacional, los mismos productores le han planteado al Ejecutivo esta opción. Hasta el expresidente Uribe, en el 2005, en pleno auge de la estrategia militarista contra la coca, hizo una propuesta similar desde Villavicencio pero esto nunca se concretó. Uribe propuso incluso ir más lejos y comprar a campesinos cocaína ya procesada a cambio de que no volvieran a participar en el negocio.

Si por un momento evitamos los análisis apasionados y tomamos en serio este planteamiento ¿cuáles serían las preguntas claves que deberían resolverse? Un examen detenido a esta pregunta muestra que el diablo está en los detalles, pero las oportunidades también. Hoy parece un tema de ciencia ficción, teniendo en cuenta las experiencias fallidas del Estado con este tipo de proyectos con otros cultivos. Pero ante la falta de ideas o el riesgo de seguir haciendo lo mismo, bien vale la pena pensar en nuevas opciones. Proponemos, para empezar, considerar los siguientes asuntos por resolver:

Read more…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized