Por Gabriel Pereyra for El Observador. Las políticas en torno a las drogas son una de las confirmaciones más patentes de que el delito es una creación humana: lo que hoy está penado ayer no lo estuvo y viceversa. Solo quienes desconocen la historia y los comportamientos que en tiempo y espacio se han convertido en leyes no escritas, pueden sorprenderse y/o alarmarse tanto por las características que el narcotráfico está adquiriendo en Uruguay como por la medida del expresidente José Mujica (aún aplicada a medias) de legalizar la venta de marihuana por parte de Estado.

Un paraíso de libertad

A comienzos de siglo Uruguay era, para los consumidores de drogas, un paraíso de libertad. Son legendarios los relatos sobre el consumo de cocaína y opio (una droga hoy inexplicablemente casi inexistente en Uruguay, a pesar de que algunos de sus derivados son el boom del momento en otros países). Incluso han quedado registradas en obras de poetas, músicos y otros artistas que compraban las drogas en conventillos y entre piringundines del bajo, algo así como añejas bocas de venta. “Pobre Taita, muchas noches, bien dopado de morfina, atorraba en una esquina campaniao por un botón”, cantó Gardel.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized