By  for SinEmbargo. Por fin terminó el atiborramiento de beatería hipócrita, que mostró a los políticos mexicanos de todos los signos genuflexos ante el Papa, prosternados ante un líder religioso en total violación de la laicidad del Estado mexicano. Casi una semana de afrentas a la ciudadanía con cierres arbitrarios del tráfico y despliegues exagerados de sumisión, falsa devoción y demagogia a borbotones. Seis días de suspensión del debate sustantivo, con la televisión y los periódicos dedicados a narrar cada gesto papal y a esperar cada palabra como si de la verdad revelada se tratara. Patético espectáculo al que fuimos sometidos a la fuerza. Ahora volvamos a lo importante.

Volvamos a discutir sobre corrupción, violencia, desaparecidos, devaluación, magro crecimiento. A ver si después del despliegue de la pobreza como escenario para la representación de misericordia, retomamos la discusión seria de la desigualdad y los privilegios más allá del regaño santurrón del jesuita encumbrado. Continuemos con el debate de la política de drogas como un tema urgente de la agenda nacional, sobre el que es indispensable comenzar a hacer cambios, ante el evidente fracaso del prohibicionismo como política de Estado.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized