By Lisa Sánchez for Milenio. Cuando me invitaron a escribir esta colaboración me pidieron responder a la siguiente provocación: confesar qué aprendí de El Chapo. Pues bien, a más de una semana de su re-re-re captura, de la publicación de la famosa no entrevista en “Rolling Stone”, de la filtración de los mensajes entre él y Kate del Castillo y de la première de los 17 minutos de video donde Guzmán Loera nos cuenta su historia, puedo decir que no aprendí nada. Y es que ni con toda la producción del mundo nos lograron vender más que un circo de obviedades cuyo único mérito es desvelar, para los pocos que quieren ver, lo que todo el mundo sabe. Algunos ejemplos:

  • La guerra contra las drogas está perdida. “El día que yo no exista no va a mermar lo que es nada el tráfico de drogas. Eso es falso”, sentencia El Chapo mientras Sean Penn lamenta que su exclusiva no haya servido ni para transmitir este mensaje. Pero qué importa si eso lo sabemos todos aquí y en Estados Unidos, donde por cierto la legalización del cannabis avanza a pasos agigantados y donde el próximo noviembre se votarán nueve propuestas más, incluyendo las de los estados fronterizos de California y Arizona. Que la guerra fracasó es un hecho, o si no que le pregunten a Peña y a Calderón si la estrategia de desarticulación de carteles ha servido para algo y si la militarización de la seguridad pública les ha resuelto el problema de la violencia y la delincuencia (cosa que también se le puede preguntar a Zedillo o Fox, ambos defensores de la regulación legal)

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized