By Rodrigo Elizarrarás for Animal Político. Desde mi perspectiva el tema no es si se logra legalizar o no la mariguana, el tema es ¿para qué queremos legalizarla? ¿Para combatir y reducir la fuerza del narco? ¿Para reducir la violencia? ¿Para simplemente permitir su producción, transporte y consumo en defensa de los derechos individuales? ¿Para ofrecer servicios médicos y terapéuticos en base a esta sustancia? En fin, ¿por qué razones un grupo promueve y desea la legalización de esta yerbita?

Si bien puede considerarse como una política progre, muy deseable para una minoría muy opinadora y deseosa de que el distrito de la Roma-Condesa-Polanco-ZonaRosa se llene de coffee shops (o clubs de cannabis) y podamos ponernos a la par de otros países en cuanto a la venta y consumo de esta sustancia, el impacto real de esta medida sobre los cárteles del narcotráfico será muy pequeño. Por ello supongo que esa no es la intención del proyecto del ministro Arturo Zaldívar.

Legalizar para tratar de reducir la violencia derivada del narcotráfico podría constituir un grave error. Como pretendo sugerir más adelante, la violencia está más relacionada con el tráfico de sustancias como metanfetamina, goma de opio y un poco con la heroína, más que con mariguana y cocaína. De alguna forma es un irrelevante para la operación de los cárteles el hecho de que se legalice la mariguana en estos momentos. La ganancia importante de los grupos delictivos está en otras sustancias y actividades que no están relacionadas con la producción y tráfico de mota.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized