By Jorge Hernández Tinajero for Milenio. El próximo miércoles 28 de octubre, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación examinará y votará un proyecto de resolución elaborado por el magistrado Arturo Zaldívar relativo al cultivo de cannabis para uso privado y personal. El proyecto necesita tres de cinco votos para ser aprobado.

Mucho se ha comentado sobre este proyecto en particular. Apenas se hizo público, una marea de comentaristas comenzó a inundar todos los medios de comunicación con toda clase de opiniones. Sin embargo, pocos de ellos han podido explicar con precisión en qué consiste esta decisión, y cuáles son sus alcances, limitaciones e implicaciones.

De aprobarse, el proyecto ofrece nueva oportunidad para reformar nuestra relación con la planta de la cannabis en un modo sumamente positivo para toda la sociedad, no solo para sus usuarios. De no aprobarse, en cambio, México seguirá a la zaga de cambios importantes que están sucediendo a nivel mundial.

Primero, un poco de antecedentes. Si bien es novedoso para la opinión pública, este asunto ha llevado un proceso largo, de al menos dos años, en los que una sociedad civil sin fines de lucro (SMART) creada ex-profeso para este litigio se dio a la tarea de plantear la contradicción jurídica que existe en cuanto al consumo de sustancias hoy consideradas ilegales, frente a los límites de acción del Estado en cuanto a los derechos y el ejercicio de la autonomía personal de los ciudadanos con mayoría de edad.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized