By  for Forbes. GINEBRA.- Suiza, uno de los países con el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita y la calidad de vida más altos del mundo, atravesó por una crisis de salud en las décadas de los ochenta y noventa a causa de la drogadicción.

El parque Platzpitz de Zurich, también conocido como el ‘Needle Park’, fue tristemente célebre por ser el centro de reunión de personas para inyectarse heroína en condiciones insalubres, y fue tan grande su fama que adictos de varias partes de Europa acudían al lugar a inyectarse. Los índices de criminalidad y de infecciones por VIH se incrementaron de tal forma que supusieron un estado de emergencia para la sociedad y el gobierno helvético.

Hoy, lo que pasaba en ese parque es historia. Suiza fue uno de los países pioneros en tratar el problema de las drogas desde un enfoque de salud pública. Ruth Dreifuss, ex presidenta y miembro del consejo federal de Suiza, fue una de las artífices del cambio de política contra las drogas.

Después de constatar el fracaso de la política de prohibición, Dreifuss obtuvo un consenso político a fin que saliera adelante un referéndum para tratar al adicto como un enfermo y no como un delincuente, y que pudiera recibir atención médica, agujas esterilizadas para aplicarse sus dosis y tratamiento contra la adicción.

Read more… 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Category

Uncategorized